Forex/Bolsa

ETFs: Invirtiendo en Oro sin Comprar Ningún Lingote

Sin duda, uno de los instrumentos financieros que han revolucionado la inversión en Bolsa son los ETFs. Hace ya casi 20 años, que los ETFs han puesto al alcance del pequeño inversor la posibilidad de invertir en prácticamente cualquier activo. Desde que surgió el primer ETF en 1992 (el cual replicaba al índice S&P 500) estos instrumentos no dejaron de crecer, al punto que actualmente existen más de 1000 ETFs cotizando en todos los mercados del mundo.

Un ETF (Exchange Traded Fund ó Fondo Cotizado en Bolsa) es un instrumento financiero que replica el movimiento de una canasta de activos. Si bien los ETFs pueden replicar cualquier activo, en general replican el comportamiento de un índice.

Como cualquier fondo tradicional, un ETF es un instrumento de inversión que utiliza un pool de activos y es manejado por inversores profesionales (entidad que administra el fondo) que invierten el dinero según el objetivo a replicar por el ETF.

Sin embargo, la diferencia fundamental que presentan los ETFs respecto a cualquier fondo de inversión tradicional es que pueden ser comprados y vendidos en la Bolsa de Valores como cualquier acción ordinaria (en los fondos de inversión tradicionales la negociación sólo puede hacerse a través de una empresa o banco).

En la actualidad, los ETFs pueden replicar el comportamiento de casi cualquier índice o activo: desde los mercados y sectores de un determinado país o región del mundo, hasta commodities y monedas. Incluso pueden replicar activos en forma apalancada o a la inversa.

Si tomamos como activo de referencia al índice S&P 500, en el mercado existen ETFs que replican a dicho índice en la misma proporción o al doble, o incluso, ETFs que lo replican en la misma proporción o al doble pero a la inversa. En este último caso, por ejemplo, si el índice S&P 500 bajó un 0.25% (-0.25%), el ETF que lo replica doblemente a la inversa habrá subido un 0.5% (+0.5%). Al igual que para el S&P 500, es posible encontrar ETFs inversos y apalancados para muchos otros activos, con lo cual, el universo de inversión es realmente enorme.

Sin ir más lejos, en el caso de los commodities, los ETFs brindan la posibilidad de invertir en Oro o en Petróleo, de la misma manera que si se estuviera comprando o vendiendo acciones de cualquier compañía. Gracias a los ETFs, ya no existe la necesidad de comprar lingotes o barriles! Lo único que se necesita, es tener abierta una cuenta para invertir en Bolsa.

error: Proteccion !!