Forex/Bolsa

Invirtiendo en Renta Fija: Los Bonos

Para decidir en qué tipos de activos invertir debemos considerar de antemano el uso que le daremos a las potenciales ganancias. Es decir, debemos tener en claro cuál es la finalidad de nuestra inversión. Si el dinero generado a través de la inversión, lo necesitamos para vivir, entonces lo más adecuado es invertir en activos de renta fija. A continuación, veremos los activos más representativos de dicho grupo: los bonos.

Un bono es un préstamo de dinero que se le hace a una empresa o gobierno; recibiendo, en compensación por el préstamo, una serie de pagos periódicos en concepto de interés. Quienes prestan el dinero son los inversores. Quienes reciben el préstamo son las empresas y los gobiernos, y se los denomina emisores del bono.

Los bonos pueden ser emitidos por entidades públicas o privadas con el fin de financiarse. A los bonos emitidos por Estados Nacionales u otro tipo de administración estatal, se los conoce como Títulos Públicos. A los bonos emitidos por entidades privadas, se los denomina Títulos Privados, Bonos Corporativos u Obligaciones Negociables.

Cuando se toma la decisión de emitir un bono, el emisor se compromete a devolverle al inversor, en una fecha determinada, el capital recibido en préstamo y a retribuir dicho préstamo, mediante pagos periódicos en concepto de interés. Un bono al ser emitido incluye una serie de condiciones establecidas por el emisor. Algunas de las condiciones más importantes son las siguientes:

Fecha de Emisión, Fecha de Vencimiento y Plazo: La fecha de emisión es el momento a partir del cual tiene vigencia el bono. Indica el tiempo de inicio de la obligación del emisor para con el inversor. En cambio, la fecha de vencimiento indica el momento en que se extingue la obligación. El plazo es el tiempo de vida del bono, es decir, el tiempo transcurrido entre las fechas de emisión y vencimiento. Los bonos pueden ser de corto plazo (hasta 5 años), mediano plazo (hasta 10 años) o largo plazo (más de 10 años).

Valor Nominal: Es el monto que el emisor se compromete a devolver al inversor. La devolución de este capital puede ser en cuotas parciales o al vencimiento del bono. A los pagos parciales del capital se los denomina amortización.

Cupón y Tasa del Cupón: El cupón es el monto que recibirá el inversor en concepto de intereses y de amortizaciones (en caso que haya una devolución parcial del capital). La secuencia de pagos puede ser anual, semestral o trimestral. La tasa del cupón es la tasa de interés nominal que se compromete a abonar el emisor respecto al valor nominal del bono. En el caso que haya una devolución parcial del capital, la tasa del cupón se aplica sobre el monto que falta devolver. La tasa del cupón puede ser fija o variable y tiene un valor comparable con las tasas de interés vigentes en el mercado.

Bajo estas condiciones quedará definido el flujo de pagos del bono, y a través del mismo, podremos establecer su precio y rentabilidad.

error: Proteccion !!