Forex/Bolsa

La Liquidez: Entrando y Saliendo sin Dificultad

La Liquidez se puede interpretar en varios contextos. En una economía, el concepto se refiere a la relación entre la cantidad de dinero disponible (cantidad de dinero circulante más depósitos) y la cantidad de transacciones de dicha economía (medida en general mediante el Producto Bruto Interno). Sin embargo, la liquidez también puede hacer referencia a una empresa o un activo.

Si hablamos de un banco o una empresa, la liquidez se refiere a los fondos en efectivo o fácilmente convertibles en efectivo que tiene la entidad. Por esta razón, una definición muy usada de liquidez es la siguiente: la capacidad de convertir rápidamente un activo en efectivo.

Por su parte, en el caso de un activo financiero, como un bono o una acción, la liquidez se refiere a la cantidad de operaciones que se hacen con ese activo en un mercado determinado. Un activo con mucha liquidez se opera mucho, hay muchos compradores y vendedores y por lo tanto es más fácil que su precio se ajuste a la realidad. Si un activo tiene poca liquidez puede deberse a que se haya emitido en poca cantidad, o bien es tenido en su mayoría por inversores de largo plazo.

Por lo tanto, desde el punto de vista bursátil, podemos definir la liquidez como la facilidad con que un activo financiero puede ser tradeado. A mayor liquidez, más fácil es entrar y salir de las posiciones. Siempre es más seguro invertir en activos líquidos. Si tenemos una acción con poca liquidez podremos estar en un problema al momento de venderla. Al haber menos operaciones, será muy difícil desprendernos de ella y seguramente debamos venderla a un precio menor.

El problema de los activos con baja liquidez es que tienen un alto Spread. El spread es la diferencia entre los mejores precios de compra y venta ofrecidos en un momento determinado (es decir, la diferencia entre el Bid y el Ask). Por ejemplo, supongamos que compramos una acción a $100, y cuyo spread es de $5. En ese caso, si el precio de la acción sube un 5% y decidimos venderla, no tendremos ganancia alguna ya que debido al spread, en vez de vender a $105, lo haremos a $100.

A la liquidez de un mercado en particular también se la llama profundidad. De esta forma, podemos hablar de mercados con mucha profundidad (Deep Markets) y mercados con poca profundidad (Thin Markets). Los primeros son aquellos donde se puede comprar y vender una gran cantidad de acciones sin que el precio se vea fuertemente afectado (spread pequeño). En cambio, los mercados poco profundos son aquellos donde hay pocos compradores y vendedores (spread grande).

La mayoría de las acciones de mercados con mucha profundidad, tienen mayor estabilidad de precios y los cambios de volumen son menos abruptos (por ejemplo, las blue-chip stocks). Por su parte, las acciones de mercados con poca profundidad, como las penny stocks, tienden a ser mucho más volátiles tanto en precio como en volumen.

error: Proteccion !!